Saltar al contenido

Lenguaje corporal del perro.

El peligro de malinterpretar o no saber leer el lenguaje corporal de un perro, puede tener consecuencias muy grabes.

Este es un claro ejemplo de cómo esta  familia confunde las señales de agresividad pensando que el perro sonríe en el momento en que la niña  lo abraza por el cuello.Cuando lo que realmente está transmitiendo  es la tensión, la agresividad  y la incomodidad que siente con la situación ya que abrazar a un perro por el cuello puede se interpretado como una señal de dominación.  Mostrar los dientes, gruñir, relamerse y mirar directamente a los ojos en silencio son señales de alarma….

Humanizar a los perros es una de las principales causas por la cual pueden acabar desarrollando malas conductas. Vídeo

Este Vídeo es una prueba irrefutable de ello. No solo están poniendo la vida de esta niña en peligro, sino también la  del perro ya que si, por desgracia llegara a suceder algo, toda la culpa recaería exclusivamente en el animal utilizando (una vez más) como excusa a la raza en lugar de preguntarse ¿qué problema hay tras la conducta de este perro?

Un perro no es un juguete, no es un capricho y mucho menos un ser humano. Es muy importante saber interpretar los códigos y el lenguaje canino cuando se tienen perros, no hace falta ser un experto, pero para el bien de todos, tener unos conocimientos básicos son necesarios para el equilibrio y el bienestar de la manada.

Con una buena orientación y educación la gran mayoría de «accidentes» no tendrían lugar.