Saltar al contenido

Estimular mentalmente a tu perro.

Todos sabemos la importancia que tiene el ejercitar  a nuestros perros mediante el paseo diario. Ya no solo a nivel de salud, sino porqué además, lo relacionamos con el mundo exterior, conociendo otros lugares, mezclándose con otros perros (muy importante para la socialización del animal) o simplemente disfrutar…

Pero hay otra parte que es igual de importante y debes saber trabajar y es el:

Como estimular mentalmente a tu perro.

A los perros les encanta aprender cosas nuevas, siempre están pre rado para ello, lo hacen con placer y ganas de satisfacer  sus propietarios.

Practicar ejercicios de tipo mental con tu perro tiene dos principales ventajas:
  • La primera es que lograréis crear más complicidad entre vosotros y vuestro perro.
  • Y la segunda es que, para aquellas personas que no tengan demasiado tiempo para sacarlos a pasear, esta es una muy buena manera de conseguir que se cansen.

El captar su atención y hacer que se concentren, le provoca un buen “desgaste” físico y mental, al igual que cuando nosotros estábamos horas estudiando para los exámenes, acabábamos agotados… pues más o menos lo mismo.

Dentro de casa:
  • , primero con lo más básico como el quieto, sentado, ven o al suelo y luego siempre a modo lucrativo se puede dificultar un poco más:
  • Esconder un objeto dentro de casa.
  • Poner sillas, botellas o lo que creáis  que os puede servir y con la correas les hacéis caminar a vuestro lado como zigzagueando los objetos.
  • Poner entre dos sillas el palo de la fregona y hacerle saltar o que pase por debajo…
  • Y ya para los más atrevidos el juego de los vasos. Esconder una recompensa en uno de los vasos, primero se lo enseñáis donde lo ponéis, luego le decís el “busca”.
  • Para aumentarás la dificultad y si supera bien la primera prueba, ya pasáis a esconder la golosina pero, esta vez tapando los vasos, de manera que no vea en cuál lo habéis colocado.

IMPORTANTE: no gritéis demasiado, hay que animar al anima y si lo hace mal no hay que castigarle, debéis ayudarle a conseguir su objetivo… siempre debe ser en forma de juego, no una imposición.

Luego están los que se pueden practicar en el exterior:

Primero dejáis que haga sus necesidades y luego una vez ya ha olido unos cuantos árboles empezáis:

  • Quieto.
  • Rodear las farolas.
  • Subir a los bancos y que se esté quieto.
  • Que salte objetos, etc

Aquí hay que improvisar con los objetos que os encontréis en vuestra ciudad….

Recordar que cada perro es un mundo y no todos tienen las ganas o capacidades de hacer cierto tipo de ejercicios. Encontrar aquellos que más disfrute hacer vuestro perro y a por ello!!!!