Un nuevo estudio del año 2018 demuestra que los perros detectan la tristeza de sus dueños!

Un artículo académico demuestra que, tras un experimento realizado con más de 30 perros (sin especificar en razas), estos son capaces de detectar si sus dueños están en un estado de  tristeza..

¿Cómo se hizo la prueba?

Se ponía el perro detrás de una puerta de cristal, en la que podía observar a su dueño quién, primero tatareaba una canción y luego simulaba el llanto…

Se pudo comprobar que la reacción de los perros era muy distinta cuando tatareaba o imitaba el llanto…

El impulso del perro para llegar a reunirse con su dueño era mucho mayor e intenso cuando éste semejaba el llanto que cuando tatareaba.

Al principio la puerta no se podía abrir y eso provocaba  que el estrés del perro por reunirse con su dueño se intensificaba aún más

Cuando por fin se les abría la puerta, la rapidez que tenían para sortear obstáculos y llegar junto a su humano era mucho más elevad que cuando estaba tatareando.

Que los perros sienten y saben lo que nos pasa a los humanos por dentro es algo que todos los que tenemos perros sabemos de ante mano. No hacen faltan muchos estudios para demostrarlo.

La conexión y la complicidad del humano que tiene con su perro son claves para crear este tipo de unión y sinergia. 

Los perros sienten y saben como estamos desde el minuto uno que nos levantamos de la cama. Son expertos en descifrar que energía y estado emocional tenemos.

Quién conoce a los perros no necesita un estudio universitario para saber que eso es cierto.

Ahora bien, lo que si es increíble es que sepan diferencia entre un estado que nos produce “malestar” y otro que no es algo digno de estudio…

Personalmente no creo que los perros sean los únicos animales que tengan la capacidad de captar y  traducir nuestros estados emocionales mediante la energía que desprendemos,  pero ese es un tema del que todavía queda mucho por descubrir….