Saltar al contenido

Cachorros

La llegada de un cachorro a tu vida es algo increíble, pero al mismo tiempo se necesita mucha paciencia y estar muy pendientes de él si queremos que todo pase le mejor posible hasta que sea adulto.

No hay que engañarse y quién diga lo contrario no está siendo sincero, un cachorro conlleva mucho trabajo y dedicación.

Los cachorros aprenden normas y pautas de comportamiento gracias a su madre y luego junto a la mandada acaban de establecer los códigos y normas de comportamiento.

Es por eso que educar a un cachorro es tan importante. Hay que seguir lo que ha empezado la madre para evitar que el cachorro cuando sea adulto tenga problemas de comportamiento.

Tanto si has adoptado un cachorro como lo has comprado, en los dos casos necesita una guía y bases para tener un buen comportamiento y lo que es muy importante ser feliz lo largo de toda su vida.

Podemos considerar que un perro ya deja de ser cachorro a los 8 meses.

Adiestrar a un cachorro no es difícil, pero si cansado ;)!

Hay que estar muy pendiente de él los primeros días que llega a casa ya que son vitales para establecer las pautas y las normas que debe ir aprendiendo a lo largo de su joven edad.

Evidentemente debemos enseñarle poco a poco el tema de la higiene, hasta que no salga de casa deberemos enseñarle a hacerlo en un lugar muy concreto de la casa.

Debemos también ayudarle a saber estar solo sin destrozar todo y que no sufra ansiedad por separación.

A que no ladre, ni muerda y hay que enseñarle el correcto ritual de la comida para evitar que se apodere de la cocina y sea una lucha darle de comer.

También se le puede enseñar las primeras órdenes básicas como el que se siente o que de la pata. Pero es muy importante que aprenda el quieto tanto si es cachorro como un perro adulto ya que eso fuera de casa puede llegar a salvar la vida del perro.

Fuera de casa deberá aprender a pasear con correa y sin dar tirones como un loco. Nosotros le descubrimos el mundo, nuevos olores, situaciones, ruidos, gente a socializar con los demás perros…

El papel del dueño es fundamental para que el cachorro descubra el mundo como un juego y no como algo a lo que temer.